Blog

Web de pequeños negocios

Cuando comienzas la andadura con un nuevo negocio, es muy importante darse a conocer. Es importante que la gente oiga hablar de ti y sobre todo, que vaya a visitarte, aunque no haga ningún gasto.

En esa situación se encuentran muchos pequeños empresarios, que necesitan gastarse cantidades importantes en publicidad y apenas llegan a unos pocos clientes potenciales. Para lograr un canal de comunicación con los clientes más cercano y eliminar (como yo lo he hecho) la coletilla de potencial, tenemos las redes sociales.

Pero…

¿Para qué sirve una red social por sí sola?

Para nada.

Hace falta un servicio completo alrededor de los usuarios de las redes sociales. También una página web a la que hacer referencia de forma habitual en las publicaciones empresariales. Porque no vamos a engañarnos, a nadie le interesa leer un tostón si no está dispuesto a contratar un servicio o realizar una compra. Hace falta comenzar por las bases y el orden cronológico es lo más importante:

  1. Crear el negocio (ya sea físico o virtual).
  2. Visibilizar el nuevo negocio en internet, creando una página web lo más detalla completa y perdurable.
  3. Crear usuarios en las redes sociales y dirigirlos a nuestra página y a nuestro negocio.

Crear el negocio

El primer punto lo tenemos claro. Sin negocio creado no tiene sentido contactar con clientes potenciales, porque no hay nada que ofrecer para eliminar ese “potencial”.

Crear la página web

En este punto suelen venir los problemas. La mayor parte de los negocios que se siguen creando hoy en día son negocios físicos. La mayor parte de los empresarios no tienen conocimiento informático para crear una página web adecuada a su negocio. Los más avispados en las tecnologías de la información, pueden llegar a crear una página web gratuita con un gestor de contenidos gratuitos y una calidad… muy ajustada.

Nada los diferencia de la competencia o si lo hace, no lo hace para añadir valor a su oferta comercial, sino para quitárselo.

Crear redes sociales

Esto es fácil. Con dedicar un día a ello, es suficiente. El problema viene con el paso de las semanas. Esos usuarios no publican apenas nada y los pocos suscriptores que tenían, desaparecen. Con ellos, desaparece la utilidad de ese día dedicado a crear usuario y pasa a ser tiempo perdido.

¿Hay solución?

SIEMPRE. Puedes gastar un montón de dinero en los dos últimos puntos que con un poco de suerte habrás amortizado al cabo de un año, pero que difícilmente tendrás la paciencia suficiente para esperar el tiempo necesario para darlo por bien invertido.

Yo ahora, te propongo un plan B. Busca una empresa, pequeña como la tuya, que haya creado un negocio pequeño, como el tuyo, que ofrezca un servicio pequeño pero suficiente para tus necesidades.

Por ejemplo: una única página, que

  • te sirva de tarjeta de presentación y en la que figuren todos tus datos de contacto.
  • se pueda ver tanto en ordenadores, tablets y móviles.
  • se encargue de la contratación del domino y alojamiento.
  • cree tus cuentas en las principales redes sociales.
  • genere una publicación semanal en cada una de ellas.

Y todo ello por menos de 200 Euros el primer año y un menos de la mitad en los años sucesivos.

Página web de pequeños negocios ¿Existe?

Todavía no, pero pronto sabrás más de ella. Mientras tanto, imagínate que esta frutería podría ser la tuya, o tu bar, o tu tienda de instrumentos musicales…

frutería martinez martinez
frutería martinez martinez

http://www.martinezmartinez.com/webpages/tarjeta/index.html